A la mayoría de los propietarios de estanques les gustan las plantas acuáticas, están de acuerdo en que no sólo le dan una belleza natural al estanque, sino que además atraen a todo tipo de animales, desde insectos hasta anfibios y aves. Pero en los estanques de kois el tener plantas en el mismo vaso en que están los peces tiene ciertas complicaciones:
  • Si los kois tienen acceso directo a las raíces de las plantas causan problemas ya que tiran de ellas y las estropean.
  • Los filtros se saturan de los restos vegetales.
  • El agua se contamina por la putrefacción de los citados restos.
Para intentar minimizar o evitar estos problemas y poder disponer de plantas acuáticas en un estanque de kois he diseñado una jardinera acuática con las siguientes características:
  • Permite tener plantas sin que los kois tengan acceso a ellas ni a sus raíces.
  • Es muy barata, de rápida y fácil construcción.
  • Sirve para esconder alguna parte del estanque que consideremos oportuno.
  • Puede servir para amansar el agua de forma que, colocada adecuadamente cerca de la salida del agua aireada o de las cascadas, absorbe y evita las ondulaciones de la superficie del agua permitiendo observar perfectamente los peces. Esto es en caso de que la oxigenación del agua del estanque no se realice desde los bottom drain.
  • Retiene las burbujas de espuma que se pueden formar a la salida de las cascadas u otros movimientos de agua. A veces pequeños cúmulos de burbujas ocupan toda la superficie del estanque.
  • No afecta al funcionamiento de los skimeres ya que el flujo de agua transcurre por debajo de la jardinera.
La forma de realizarla es la siguiente:
Disponer un porespan de 3cm de grueso y de unos 60x60cm, o de la medida que quieras.
Poner unas piedras grandes en el centro y otras mas pequeñas en los laterales de forma que el corcho blanco quede combado en el centro y los laterales queden justo en el nivel del agua o unos milímetros por debajo. El peso de las piedras dependerá del tamaño y grosor del corcho aislante, se trata de que todo el corcho quede justamente por debajo de la superficie del agua.
Con las piedras sujetar las raíces de las plantas y mover ligeramente alguna de ellas para que la jardinera no quede escorada.
Al combarse queda como un laguito en el interior, al moverse la jardinera el agua se renueva.
Como las raíces no salen de la plataforma no ensucian el estanque y no se las pueden comer los kois. La basura generada por las plantas se mantiene dentro de la barquita construida.
Si se desea se puede mejorar la estética inicial pintando las zonas visibles del porexpan con pintura de caucho oscura. La pintura de caucho es la que se da en los tejados y terrazas para evitar las goteras, las más normales son de color rojo teja, verde frontón o blanco. No es lo mismo que la pintura de clorocaucho, esta es la que se da en el vaso de las piscinas y no vale porque contiene sustancias que disuelven el porexpan.
Si no se pinta en pocas semanas adquiere un color verdoso amarronado por las algas que se instalan en la superficie.
Las plantas más adecuadas para esta jardinera flotante son las que no son muy altas, con un porte rastrero o redondeado, por ejemplo mentas, jacintos acuáticos, etc. No serían apropiadas las Tiphas, Colocasias, Juncos, Lirios, etc
La piedra central es la mayor para que se combe un poco. Vista lateral Las piedras sujetan las raíces límpias
Los primeros días el color blanco del corcho destaca mucho, se puede oscurecer con pintura. A los varios días aparece el verdín. A las tres semanas es más intenso
Al mes Se puede imitar con pintura de caucho Las plantas crecen muy bien. Pueden esconder alguna parte que nos interese. Esta jardinera está hecha con una parte del embalaje de un frigorífico.
A los kois les sirve para defenderse del exceso de luz La jardinera izquierda tiene un mes, las de la derecha una semana Las piedras quedan decorativas entre las plantas.