A la hora de comenzar a construir un estanque es conveniente hacer un planteamiento y tener en consideración una serie de cuestiones. Estas son las que abordaremos en este apartado.


Nivel freático

En algunas zonas, sobre todo en zonas costeras, al ponernos a cavar, nos podemos encontrar con aguas subterráneas, y por mucho que intentemos ahondar, solo conseguimos hacer más grande el agujero, pero no más profundo, puesto que las paredes se van desplomando. Lo cierto es que si topamos con este problema, nos tocará llamar una empresa especializada para mantener el perímetro de nuestro futuro vaso temporalmente seco. Lo que se hace es colocar una serie de tubos alrededor del perímetro del vaso, y a la profundidad deseada. Estos tubos, que son introducidos mediante agua a presión, están interconectados y desembocan en una potente bomba de achique. Una vez construido el estanque o piscina y antes de retirar el sistema debemos llenar el estanque o piscina de agua, para evitar que salga a flote. Tampoco se nos debe olvidar, que no podemos vaciar NUNCA el estanque, puesto que de lo contrario, podría salir a flote a causa de la presión que ejercen las aguas subterráneas.


Composición del suelo

El suelo puede estar compuesto de muy diferentes materiales, tal como arenas, arcillas, limos, rocas, etc. o una combinación de alguna de ellas. Es conveniente antes de ponernos a cavar conoicer la composición del suelo. Nos llevaríamos una sorpresa muy desagradable, si resulta que nuestro suelo está compuesto por roca maciza,…. Sería realmente costoso hacer un agujero en la misma. También es conveniente reutilizar la parte superior de nuestro suelo, (aprox. 40 cm), para otros usos en el jardín, puesto que esta porción es la que contiene toda la materia orgánica necesaria para el desarrollo de la vida sobre ella. Por debajo de estos 40-50 cm, la tierra es estéril, pero se podríaa aprovechar para crear desniveles, por ejemplo para cascadas o ríos. En cualquier caso, cuanto más tierra reutilizemos, menos deberemos retirar de nuestra parcela, ahorrando en transporte.


Accesibilidad

Hay que tener en cuenta la accesibilidad para la maquinaria que vamos a necesitar usar. Si el estanque va ser lo suficientemente grande, quizás necesite entrar una excavadora y un camión para retirar los áridos. Asimismo quizás necesite entrar una grúa pesada a dejar rocas de un gran tamaño, etc. En cualquier caso debemos evitar en lo posible, que maquinaria pesada pase por encima de nuestro jardín y compacte con su peso el suelo. Una excavadora pesada puede compactar el suelo hasta un metro de profundidad,.. En este suelo, ya no podrá pasar el aire, ni el agua, convirtiéndolo en suelo estéril, que tardará varios años en recuperar su estado original de forma natural, por medio de lombrices, raíces de árboles, etc., por lo que es conveniente roturarlo una vez que hayan acabado las obras.


Medidas y niveles

Se debe hacer un plano, a escala, del jardín con sus medidas y diferencias de altura, además se debe hacer también una carta de sombras, que nos indique que zonas reciben más o menos luz solar directa. Los pasos a tomar son los siguientes;

Para medir el jardín, primero se dibuja la casa a escala, señalando las puertas y ventanas, además de, por supuesto, el norte. Después tomando como punto de referencia la casa iremos marcando el perímetro de nuestro terreno. Después se determinan los desniveles mediante un nivel, si este es laser pues mucho mejor, si no nos ayudamos de una vara de tres o cuatro metros y un nivel de burbuja y finalmente se realiza la carta de sombras. Para facilitar pasar las medidas a papel es recomendable usar papel cuadriculado,..

 

 

Carta de sombras

 

Para realizar una carta de sombras se toman nota de las sombras en los diferentes puntos del jardín tres veces al día (a las 09.00h, a las 12.00h y a las 16.00h), preferiblemente de mediados de mayo a mediados de junio. En aquellas zonas donde siempre hay sombra, diremos que es una zona muy sombreada, aquella en que coincidió con que hubo sombra dos veces, será una zona sombreada y en la que en algún momento hubo sombra diremos que es una zona a media sombra y finalmente aquella zona en que en ningún momento hubo sombra, es una zona soleada. A razón de estos datos sabremos qué tipo de plantas colocar en cada lugar del jardín y también donde construir nuestro estanque o piscina.